Blog Calderas City

Mi caldera no enciende la llama

Mi caldera no enciende la llama
Tener una caldera en el hogar se ha convertido en una necesidad para mantener el confort sobre todo en los meses más fríos del año y para poder acceder al agua caliente todo el tiempo. Sin embargo, como sucede con todos los equipos domésticos, muchas veces se presentan problemas que, como no tenemos conocimientos técnicos, no sabemos a qué se deben ni cómo solucionarlos. Aquí hablaremos de por qué mi caldera no enciende la llama y cuál es la solución. Las calderas modernas vienen con un display o pantalla que nos informa a través de códigos de error cuando algo va mal con la caldera. Lo primero en estos casos es darle un vistazo al manual del fabricante y buscar el código de error que la caldera nos está indicando. Allí encontraremos respuestas concretas de a qué se debe el error y cómo solucionarlo. Pero si perdiste el manual del fabricante o pese a seguir las indicaciones tu caldera no enciende la llama, te invitamos a leer nuestro post donde explicaremos en detalle.

Por qué mi caldera no enciende la llama

Las fallas relacionadas con la llama pueden tener diferentes orígenes, así que veamos algunos:

Mi caldera echa chispas pero no enciende

Quiere decir que el piloto de la llama está bien, pero hay problemas con el suministro de gas. Es probable que en el hogar haya una válvula abierta, debes cerrarla para que la caldera pueda encender. Y si el problema persiste, te recomendamos llamar a uno de nuestros técnicos en reparación de calderas.

La llama piloto de la caldera sigue apagándose

Si la llama piloto de la caldera se apaga regularmente no tendrás ni calefacción ni agua caliente. Esta llama se utiliza para encender el gas, que calienta el agua y enciende la calefacción central. Cuando la llama se apaga regularmente, es recomendable reiniciar la caldera siguiendo las instrucciones del fabricante. Los modelos más nuevos vienen con un encendedor, mientras que los modelos más viejos requieren encender la llama con un fósforo. Si aun así tu caldera no enciende, puede que la fuente de la llama esté bloqueada por suciedad. En ese caso tienes dos opciones: reemplazar o limpiar. Los pilotos son muy económicos, pero también puedes quitar, limpiar con mucho cuidado y reinstalar en cuestión de minutos.  

Comprueba si hay ventiscas

Puede parecer poco probable, pero antes de levantar las alarmas, comprueba si no hay una corriente de aire que está apagando la llama de tu caldera. Para hacer esto, enciende una vela más o menos cerca de la ubicación de la caldera, si se apaga sola, significa que hay una corriente de aire que probablemente provenga de una ventana mal sellada o de la hendija debajo de la puerta. En estos casos, la solución más clara es resolver lo de la corriente de aire. Pero también es importante que revises que la cubierta de tu caldera está bien puesta.

Ajusta la válvula de la luz piloto

Si la llama piloto enciende pero es muy débil, consulta el manual del fabricante para saber dónde se ubica el tornillo en la válvula de la llama piloto. Este mecanismo sirve para ajustar la llama. Siguiendo las instrucciones, gira el tornillo hasta que la llama esté azul y con buena forma.

No se calienta el agua

Para que el agua se caliente, es necesaria una presión entre 1,5 o 1,2 bares y que los radiadores estén en frío. Cuando enciendes la calefacción, la presión sube hasta llegar a los dos bares. Si esto no pasa es seguro que hay una fuga en el circuito. Para solucionarlo hay que revisar la unión de los purgadores, radiadores y tuberías, también asegurarse de que el presostato de agua no está desconectado. Por otro lado, si notas que la presión del agua es excesiva, significa que hay un problema en la válvula de seguridad o en el vaso de expansión.

Termopar defectuoso

Si la llama de tu caldera no enciende luego de haber probado todo lo anterior, lamentablemente el problema puede ser un poco más serio. Puede que haya un problema con el termopar. El termopar es el sensor que abre la válvula de gas cuando se enciende la llama piloto. Es esencialmente un dispositivo de seguridad para garantizar que el gas no se escape de tu caldera cuando no hay una llama piloto presente. Y si el problema es el termopar, necesitarás a un ingeniero o un técnico para que lo revise y lo cambie de ser necesario. Si necesitas más ayuda ante el problema de mi caldera no enciende la llama, te invitamos a ponerte en contacto con Calderas City. Tenemos un equipo de técnicos certificados y con experiencia en reparación de calderas a gas y a gasoil; también reparamos termos y aires acondicionados de todo tipo. Tenemos completa disponibilidad y te atendemos en tiempo récord con el mejor ajuste de precio en servicio.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos recomendados

Llámanos

¿Necesita asesoramiento personalizado?

Amplio catálogo de productos

Servicio de venta, instalación y reparación de calderas y aires acodicionados
Abrir chat